top of page
  • Foto del escritorFisioPoint

Estiramientos para deportistas, ¿antes o después de entrenar?

Introducción:

Durante muchos años ha habido controversia entorno a si estirar antes o después de hacer deporte. Muchas veces se nos ha hecho estirar de forma excesiva antes y después de realizar un ejercicio de alta intensidad y esto puede ser contraproducente.

Hoy os explicaré las bases sobre el calentar y estirar y cómo optimizar los resultados.

Calentamiento con Estiramientos Activos


  • ¿Por qué es importante el calentamiento?


Cuando inicias tu entrenamiento, tus

músculos y articulaciones están en un estado de reposo o "en frío". Saltar directamente a la actividad física intensa en este estado podría aumentar el riesgo de lesiones y limitar tu rendimiento.

Aquí es donde entra en juego el calentamiento, en concreto, los estiramientos activos.


  • ¿Qué son los estiramientos activos?



Los estiramientos activos implican el movimiento controlado de los músculos y las articulaciones a través de su rango de movimiento completo. Estos estiramientos no solo aumentan gradualmente la flexibilidad y la temperatura de tus músculos, sino que también mejoran la circulación sanguínea y la respuesta neuromuscular. Esto significa que tus músculos están mejor preparados para realizar movimientos intensos y evitar lesiones.



Durante el calentamiento, los estiramientos activos ayudan a aumentar la flexibilidad y la movilidad, lo que puede mejorar tu rendimiento y reducir la probabilidad de sufrir tirones o distensiones cuando se realice cualquier deporte.



Estiramientos Pasivos - Post entrenamiento


Después de completar tu rutina de ejercicios, es importante no pasar por alto la etapa de enfriamiento y recuperación. Los estiramientos post-entrenamiento pasivos son una parte esencial de este proceso.


  • ¿Qué son los estiramientos pasivos?


En contraste con los estiramientos activos, los estiramientos pasivos implican mantener una posición de estiramiento sin esfuerzo activo por parte de los músculos antagonistas. En otras palabras, te estiras sin usar la fuerza muscular para mantener la posición.


  • ¿Por qué después de la ducha?

Tomar una ducha después del ejercicio puede ser beneficioso para tus estiramientos pasivos. El agua caliente de la ducha ayuda a relajar los músculos, lo que facilita aún más la elongación de los tejidos musculares. Esto significa que puedes lograr una mayor amplitud en tus estiramientos y liberar la tensión acumulada durante el entrenamiento.


Cómo realizar los estiramientos post-entreno:


  • Estira todo el cuerpo: Si tienes tiempo asegúrate de trabajar todos los grupos musculares principales para mantener un equilibrio en tu cuerpo.

  • Estiramientos estáticos: Mantén cada estiramiento durante al menos 20-30 segundos, respirando profundamente para relajar los músculos.

  • No fuerces: Nunca te exijas demasiado en tus estiramientos. Debe ser un proceso gradual y cómodo.

  • Escucha a tu cuerpo: Si sientes dolor o molestias intensas, detente inmediatamente.

  • Repeticiones: Con una repetición por grupo muscular ya llegas a elongar y relajar la musculatura. Puedes estirar 2 veces cada grupo muscular para resultados más óptimos.



En resumen, combinar estiramientos activos en tu calentamiento con estiramientos pasivos después del deporte, mejora tu rutina de ejercicio. Este enfoque no solo reduce el riesgo de lesiones, sino que también promueve una mayor flexibilidad y comodidad muscular. Así que, la próxima vez que te prepares para entrenar, no olvides calentar adecuadamente y dedicar tiempo a estirar tus músculos tanto antes como después de tu rutina de ejercicios.


Espero que os haya gustado esta entrada en el blog,

¡os esperamos en el siguiente!


"Always on Point",

FisioPoint

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page